Vieiras únicamente chamuscadas

Deliciosa y simple receta de vieiras que resaltarán su sabor único.

0 1

No puedes negarlo… Quedaste tan encantado con las vieiras que ahora quieres probar su sabor único, te quedaron ganas de destacar su peculiar sabor sin tantos aderezos. Sabemos que ese es tu caso y no te juzgamos, una vez que las pruebas, se vuelven en el acompañante perfecto de tu paladar.

Esta receta es simple y los ingredientes que necesitarás son escasos; al final, lo que queremos es hacer resaltar su distintivo sabor marítimo.

Necesitarás:

  • 12 vieiras peladas. Es decir, sin la concha o esos moluscos duros que traen.
  • Sal marina y pimienta negra a tu gusto.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Una cucharada pequeña de mantequilla.
  • Una ralladura de limón y también ½ de limón en jugo.

¿Ingredientes listos? Lo que deberás hacer a continuación es tan fácil que quedarás con ganas de hacerlo todos los días. ¿Y por qué no? Recuerda su alto contenido proteico, es un platillo que sin problema alguno podría acompañarte diariamente.

Paso 1

Lava y desinfecta muy bien las 12 vieiras peladas.

Paso 2

Una vez lavadas, sécalas muy bien con papel absorbente de cocina.

Paso 3

Busca un bowl y resérvalas para sazonarlas con la ½ de jugo de limón, la sal y la pimienta a tu gusto.

Deberás asegurarte de que tus vieiras estén sazonadas solo por un lado.

Paso 4

En un sartén a fuego alto, calienta la mantequilla y el aceite de oliva.

Paso 5

Ahora coloca tus vieiras en el sartén caliente con el lado que sazonaste hacia abajo y cocínalas hasta que se doren en el fondo. Esto te tomará aproximadamente dos minutos.

Paso 6

Ahora sazona con el jugo de limón que te sobró, sal, pimienta y ahora voltéalas para que se doren por el otro lado unos dos minutos más.

Deberás asegurarte de que tus vieiras estén totalmente exprimidas y secas para que el proceso del dorado de las mismas sea más fácil. También deberás asegurarte de que una vez estén el sartén, no deberán ser removidas hasta que pasen los dos minutos aproximados y puedas voltearlas.

¡Y listo! Ahora podrás disfrutar de tus vieiras chamuscadas. No olvides decorarlas con la ralladura de limón para que tu paladar reciba un exquisito choque de sabores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.